Sugeridos:

¿Qué es la disgeusia? La desagradable y poco conocida enfermedad que le diagnosticaron a Thalia.

La cantante mexicana, Thalía, fue diagnosticada recientemente con una poco conocida e incómoda afección: disgeusia. ¿Qué es?, ¿cuáles son sus síntomas y causas?, ¿tiene tratamiento y cura?

 

Esta semana, Thalía reveló la complicada condición de salud que le fue diagnosticada: disgeusia. A través de un video compartido en sus redes sociales, la artista contó que luego de recibirlo, quedó “traumada”.

“Estoy traumada, me acaban de confirmar que tengo disgeusia, ¿¡qué!? Es una alteración del gusto con un sabor constante a sal, a metal, 24/7, y no puedo dejar de sentirlo. De las pocas cosas que me ayudan está tomar agua con limón, es tomar cosas con vinagre, es comer cosas con mucha sal”, partió explicando la cantante.

“Es raro. El olfato está perfecto, o sea, puedo oler todo y cuando como todo me sabe, pero, después de que dejo de comer, tengo este sabor constante en la boca, 24/7”, continuó la mexicana.

“Esto me empezó a finales del año pasado, no les había dicho nada porque pensé que iba a terminar pero sigue igual. Dicen que pueden ser meses, o tal vez años. No. Así, yo no juego. Díganme quién tiene disgeusia, dime, porque quiero entender más”, finalizó la artista en su video.

 


¿Qué es la disgeusia?

Tal como explicó brevemente Thalía en su grabación, se trata de un trastorno del gusto. En concreto, al padecer disgeusia, se percibe un mal sabor persistente en la boca, según explica el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de los Estados Unidos.

El sabor puede ser salado, rancio o metálico, así como la actriz lo señaló en su grabación. Este trastorno puede, incluso, estar acompañado de un síndrome específico: el de “la boca ardiente“, afección que se caracteriza por presentar una sensación de dolor y ardor en la boca, agrega el sitio mencionado.

 

La Clínica dental Barcelona, de España, detalla que su origen puede ser diverso. El causante puede ser “alguna enfermedad, el tratamiento para el cáncer, cambios en el organismo, déficit de vitaminas o la ingesta de ciertos medicamentos“.

Este aspecto es profundizado por Colgate en su sitio oficial, donde explican cómo es que ciertos fármacos, tratamientos y algunas patologías pueden llevar a la disgeusia:

Medicamentos: a menudo se asocia el sabor metálico en la boca al uso de medicamentos. Se sabe que ciertos fármacos causan trastornos del gusto, sin embargo, este efecto secundario debería terminar al momento de cortar el tratamiento.

Diabetes: en el caso de tener diabetes mellitus tipo 2 no diagnosticada, puede aparecer esta disfunción en la lengua. La Revista de la Sociedad Argentina de Diabetes señala que las alteraciones pueden manifestarse en forma de una disminución de la percepción de lo dulce o una sensación intensificada de los sabores dulces y agrios. La disgeusia puede ser una señal temprana de la enfermedad.

Tratamientos contra el cáncer: la disgeusia puede ser un efecto secundario de la quimioterapia y la radioterapia. Los cambios en el gusto y el olfato por esta causa pueden ser tanto de carácter temporal o permanente. La disgeusia es más frecuente en el tratamiento del cáncer de cabeza y cuello, aunque puede aparecer con cualquier otro tipo de cáncer.

Otras causas: deficiencias de zinc, sequedad de boca y enfermedades autoinmunes también podrían causar estas alteraciones del sabor. Otras causas son el envejecimiento y los cambios fisiológicos, como el embarazo o la menopausia.

Además, factores tumorales, problemas del sistema nervioso central, lesiones en la cabeza y algunas cirugías del oído, la nariz o la garganta pueden derivar en trastornos del gusto. Ciertos problemas dentales como la mala higiene bucal y la extracción de una muela del juicio también pueden provocar disgeusia.

La disgeusia tiene variados tipos, pues el concepto de disgeusia en sí, engloba cualquier anomalía o problema en la percepción de los sabores, indica la Clínica dental Ferrus & Bratos. El mismo recinto médico explica que, según cómo sea la distorsión del sabor, se habla de diferentes tipos de la patología:

Parageusia: confundir los sabores (no distinguir entre dulce o ácido, por ejemplo).
Fantogeusia: persistente sensación de tener un sabor amargo en la boca.
Ageusia: perder por completo el sentido del gusto.
Hipogeusia: percibir sabores con menor intensidad de lo normal.
Hipergeusia: lo contrario a la hipogeusia, es decir, sentir los sabores muy intensos.


¿Cuál es el tratamiento de esta patología?

Antes de seguir cualquier indicación, siempre primero es recomendable que el paciente asista a ser evaluado por un experto en el área, en este caso, un otorrinolaringólogo.

Si logra identificarse que el trastorno en la percepción del gusto está siendo ocasionado por una enfermedad, deficiencia o padecimiento, el primer paso será tratar dicha problemática, pues aquello puede conllevar al cese de la disgeusia.

 

Por otro lado, si se descubre que la disfunción es el efecto secundario de un fármaco, la solución sería cambiar el medicamento por uno similar o buscar otros tratamiento farmacológicos. Esto, también, siempre supervisado por un profesional de la salud.

La Clínica Ferrus & Bratos agrega que, en personas con problemas neurológicos, “es posible que el sentido del gusto se recupere de forma paulatina o espontánea, especialmente si han padecido COVID-19“.

Si has perdido en parte, o, en su totalidad el sentido del gusto, el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de EE.UU entrega una serie de consejos que pueden ayudarte a recuperarlo o a atenuar las molestias propias del trastorno:

1. Preparar alimentos con variedad de colores y texturas.
2. Usar hierbas aromáticas y especias para realzar los sabores.
3. Hablar con un médico y/o nutricionista para identificar los condimentos que puedan agregarse a la dieta para mejorar el sabor de la comida.
4. Evitar platos que combinen diferentes alimentos (guisos, por ejemplo).